3

Pastel de limón East 62nd Street

Posted by angua on 1 septiembre 2012 in Cocinillas, Pastel de la semana |
<div class=\"postavatar\">Pastel de limón East 62nd Street</div>

Me encantan los cítricos, el limón especialmente. Es por eso que cuando encontré esta receta en el libro Maida Heatter’s Cakes la quise hacer al momento sin preocuparme de si tenía material para cocinarla. Resultó que no, pero por suerte no fue un problema. La receta es la primera que aparece en el libro y es un éxito seguro, a prueba de fallos

Me encanta este libro porque hace algo que muchos libros de recetas olvidan: darte una receta paso por paso y cuando digo paso por paso no lo digo a la ligera. Muchas veces las recetas de cocina te dicen que hornees tanto tiempo y listo, pero algunos pasteles necesitan enfriarse en el molde, otros hay que desmoldarlos enseguida, otros hay que dejarlos enfriar y reposar hasta varios días y algunos son mucho más ricos si se toman tibios. El libro de Maida Heatter te da todas estas indicaciones y además ofrece una pequeña historia sobre la receta, de donde la sacó, con qué se puede acompañar… la verdad es que ha sido una buena compra.

El pastel es rápido y muy muy resultón. Es un pastel muy fácil de hacer, se trata solo de mezclar bien los ingredientes en un orden concreto, no es necesario montar las claras a punto de nieve así que si no tenéis mucha maquinaria específica se puede hacer sin ningún problema, yo la hice la primera vez con un tenedor y todo a mano y quedó perfecta.

El sabor es muy delicado pero con un punto ácido por el glaseado de limón, es esponjoso y bastante ligero. El punto especial de esta receta es precisamente el glaseado, es lo que le da al pastel un toque realmente distinto, si no sería un bizcocho más. De hecho Jamfris comentó que sabía a “lo bueno del lemon cheese” y eso viniendo de él que es un fan absoluto del lemon cheese es un piropo sin lugar a dudas. Sale un buen pastel, como para que podáis desayunarlo durante unos cuantos días o invitar a café a un puñado de amigos, que es lo que hice yo. Aguanta bien durante un par o tres de días, cubierto con papel de plata para que no se reseque, pero si podéis evitad meterlo en la nevera porque pierde algo de esponjosidad. No he probado congelarlo, pero si algún día lo hago ya os diré.

la foto 2

INGREDIENTES

Para el pastel

400 gr (3 tazas) de harina tamizada

2 cucharaditas de levadura

1/2 cucharadita de sal

227 gramos (8 onzas) de mantequilla

400 gr (2 tazas) de azúcar

4 huevos

240 ml (1 taza) de leche

Ralladura de 2 limones (yo le puse 3 porque con 2 me parece que quedaba demasiado suave

La receta recomienda usar un molde con capacidad para casi tres litros, con agujero en medio, pero podéis probar en alguno de bizcocho normal que tengáis por casa. Yo usé un molde de bundt cake y aunque queda muy bonito me da la impresión de que el glaseado no se absorbe tan bien al ser la parte de arriba redondeada. Lo que si es muy importante es enmantecarlo bien y luego darle una capa de harina para que el pastel no se pegue al molde. Se precalienta el horno a 175º y se coloca la bandeja o rejilla a un tercio de altura desde la parte de abajo del horno.

Tamizamos la harina, la levadura y la sal para que se mezclen bien y queden sin grumos y reservamos.

Batimos la mantequilla hasta que esté muy blanda, ya sea a mano o con el accesorio mezclador de un robot de cocina. Un truco es dejar la mantequilla fuera de la nevera durante mínimo una hora para que esté blanda y se pueda trabajar mejor.

Añadir el azúcar y batir hasta que esté todo incorporado.

Ir añadiendo los huevos uno a uno, fijándose en que la mezcla quede homogénea. Si parece que se corta un poco no pasa nada, es normal.

A la velocidad más baja de la máquina, si usáis, ir añadiendo los ingredientes secos y la leche por partes, de la siguiente manera: seco, líquido, seco, líquido, seco. Batir solo hasta que esté mezclado.

Añadir la ralladura de limón y mezclarla bien en la masa. Verter la masa en el molde, y girarlo un par de veces de izquierda a derecha y al revés para que la masa se nivele y se llenen bien todos los huecos del molde si es que es decorado. Queda una cosa así:

la foto 1

Hornear durante 1 hora y 5 o 10 minutos, hasta que un palillo clavado en el centro salga limpio.

Deja el pastel en el molde durante cinco minutos para que se enfríe, luego cúbrelo con una rejilla y dale la vuelta al molde. Retira el molde y deja enfriar el pastel sobre la rejilla. Es hora de glasearlo.

Para el glaseado

1/3 de taza de zumo de limón

2/3 de taza de azúcar

Mezclar el zumo de limón con el azúcar e inmediatamente, con un pincel de repostería o una cuchara, pinta toda la superficie del pastel. El pastel caliente absorberá el glaseado.

Dejar enfriar al menos unas horas y servir.

Etiquetas: , , , , ,

3 Comments

  • Vanessa dice:

    La verdad es que tiene una pinta increíble y parece fácil. Yo no hace mucho que me estoy metiendo en la cocina y ando experimentando… tendré que buscar lo que significa ‘tamizar’. ¡Pero lo voy a hacer! Gracias por compartirlo.

  • angua dice:

    Tamizar no es más que pasar la harina, la sal y la levadura por un colador, que quede finita, se deshagan los grumos, separemos alguna posible impureza y sea más fácil su integración con el resto de los ingredientes. No es vital (aunque en algunas recetas sí lo es y te piden tamizar dos y tres veces) pero ayuda.

    ¡Ánimo! Ya verás que es facilísima y queda genial. Y si necesitas ayuda aquí estamos.

  • Vanessa dice:

    ¡¡Gracias!! La haré, fijo. Ya tengo el enlace en favoritos… ;)

Comments are closed. Would you like to contact the author directly?

Copyright © 2005-2017 Guisante Multimedia All rights reserved.
This site is using the Desk Mess Mirrored theme, v2.4, from BuyNowShop.com.